Años atrás han quedado las aburridas paredes de habitaciones de niños que tan sólo estaban pintadas de un sólo color o con un único empapelado.  Hoy en día la decoración ofrece numerosas variantes en lo referente a las paredes.  Entre éstas se pueden encontrar los murales, las rayas, los vinilos o las pegatinas decorativas.

Murales en cuartos infantiles

Murales en cuartos infantiles

Una buena idea para un cuarto infantil es elegir una pared y pintar sobre ella un mural.  El mismo puede reflejar el cuento o película preferida del pequeño o de los padres.  Siguiendo en el campo de la pintura es otra divertida opción el pintar con rayas uno de los sectores de la habitación del niño.

Otras posibilidades tienen que ver con el agregado de vinilos o figuras decorativas sobre las paredes.  Estos productos se encuentran en diversas casas de decoración y son de fácil aplicación.  Todo lo que se requiere es una pared bien lisa y la elección de la figura de tu preferencia.