Uno de los personajes más queridos y reconocidos de Walt Disney habita desde hace varios años en la mayoría de los dormitorios infantiles unisex de todo el mundo. Este oso de aspecto cariñoso cuenta con numerosos accesorios y mobiliarios que transformarán la habitación en una de sus más realistas aventuras. Para crearla se necesita ciertos elementos:

  • Cunas de maderas con los más variados diseños y estilos.
  • Roperos, cortinas y acolchados amarillos.
  • Sillones compuestos por diferentes colores cálidos, que además, cuentan estampada la imagen de Winnie the Pooh y sus amigos Tigger, Piglet, Igor y Kangu.
  • Techos y muros pintados de verde manzana, anaranjado y amarillo.

decorado final Winnie the Pooh

Decorado final Winnie the Pooh

Otra opción de decoración es colocar grandes láminas de pegatina sobre las paredes y stickers con la imagen del oso en  muebles, espejos, lámparas, cristales y mamparas. Estas representaciones convertirán el lugar en un sitio formidable y alegre que fomentará la imaginación de tu hijo.