A la hora de diseñar el cuarto de nuestro bebé es importante tener en cuenta algunos factores como la disposición dentro del hogar y la iluminación.

Cuarto de bebé

Cuarto de bebé

La ubicación del cuarto del pequeño en la casa es primordial, es que se debe tratar de una habitación cercana a la de los padres o a la de aquella persona que se encargará del cuidado del niño.  Esta posición facilitará la atención del pequeño sobre todo durante la noche.

Otro factor de relevancia es la iluminación. Esto se debe a que la misma debe contar con dos capacidades.  Por un lado debe poder ser clara para el momento en que el pequeño se encuentre despierto y, por el otro, debe ser capaz de ser tenue para cuando esté conciliando el sueño o ya dormido.  Para lograr este doble efecto lo ideal es colocar una luz central, en el techo, de gran potencia y alguna otra luz a algún costado de menor fuerza.  Es recomendable evitar el uso de veladores o lámparas de pie puesto que pueden ser peligrosos una vez que el bebé haya crecido unos meses.