decoración infantil

Al decorar la habitación de un niño no hay que basarse únicamente en la estética, sino que hay que tener especialmente en cuenta la sensibilidad infantil, ya que ese espacio no los debe alterar sino tranquilizarlos y darles seguridad, sobretodo en las noches.

De esta forma, es recomendable que acudan a colores cálidos para las paredes, como el blanco, amarillo patito, vainilla o naranjas suaves, entre muchos otros. La creatividad y armonía de los niños será la recompenza por esta elección.

Continuar leyendo →